lunes, 21 de septiembre de 2015

Comparativa láser: IPL, Diodo y alejandrita

Cuando tomamos la decisión de ponernos en manos de un profesional para hacernos un tratamiento de depilación láser, nos abordan varias dudas, posiblemente la primera, y muy importante es ¿Donde voy a realizar el tratamiento?, es fundamental escoger centros de confianza, donde veamos que la higiene, la seguridad y la profesionalidad sean acordes a lo que buscamos. Otra de las cosas que hay que tener presentes a la hora de optar por una depilación láser o una fotodepilación es que no todos los aparatos son apropiados para todos los tipos de piel y vello. Es fundamental elegir el más adecuado para cada caso, por ello esta comparativa.


Láser diodo: es efectivo sobretodo en pieles oscuras y bronceadas, especialmente de fototipos comprendidos entre el IV y el VI, así como para la eliminación de pelos de calibre grueso y color oscuro (marrón y negro). Tiene una mayor capacidad de penetración en la piel. Otra ventaja es que permite el tratamiento de zonas amplias, lo que hace que esta técnica sea más adecuada para la depilación masculina siempre que su tipo de piel y vello correspondan con los parámetros que comentamos antes. Resulta muy efectiva a corto plazo, aunque aún está por determinar su eficacia en el largo plazo. 

Fotodepilación o IPL:  aunque todo el mundo la conocemos como depilación láser, no se trata exactamente de una depilación láser, sino que se utiliza luz pulsada de alta intensidad, aunque actúa del mismo modo que cualquier láser. Su principal ventaja es que se puede regular la longitud de onda en función de cada paciente, ajustando la energía y el tiempo entre un pulsaciones de luz. Esto permite que se pueda utilizar en muchos tipos de piel y color de pelo, incluyendo el rubio y el pelirrojo.
Los mejores resultados en la aplicación del IPL se dan en personas de piel clara y pelo oscuro. No puede utilizarse en pieles bronceadas y no se debe tomar el sol cuando se realiza el tratamiento de depilación IPL. no se debe aplicar en zonas tatuadas.

Láser Alejandrita: únicamente puede utilizarse en pieles con un fototipo inferior a IV y nunca en pieles bronceadas. Pero resulta más eficaz para eliminar el vello fino. Cuánto más clara sea la piel mejores serán los resultados. Una de sus principales ventajas es que acorta el tiempo necesario para el tratamiento, pero resulta más doloroso que el láser diodo y el IPL, además de que puede causar cambios en la pigmentación de la piel, propiciando la aparición de manchas.

En Susana centre d'estetica, confiamos en una tecnología de altas prestaciones como SmartPLcon la garantía que ofrece la firma Mesoestetic.
Publicar un comentario