martes, 18 de febrero de 2014

¿Envejecemos por nuestros hábitos?

El ritmo que llevamos en nuestra vida cotidiana deja huella en el estado de nuestra piel. A nivel facial es donde más se notan efectos como el estrés y el tabaco; también se hace notable la falta de hidratación a causa de una alimentación desordenada.


El ritmo frenético que llevamos las mujeres actualmente, desde que tenemos los hijos, es causa de un estrés altísimo, el esfuerzo de llevar adelante una casa, una familia, y el trabajo produce efectos devastadores sobre nuestro rostro. Se apaga la luminosidad de nuestra piel, el nivel de oxigenación disminuye de forma automática, y la piel se vuelve más áspera y reseca.
Siempre es buen momento para tomar las medidas oportunas y dar un vuelco a tu ritmo diario, así como mejorar en las costumbres que hacen que tu piel envejezca más rápido. 
Empieza por hacerte los planteamientos más básicos, y trata de cambiar los hábitos más cotidianos: deja de fumar; llevar o, intentar llevar, una vida más ordenada; cuida tu alimentación con mas frutas y alimentos que te aporten mayor hidratación y oxigenación, beber agua frecuentemente; hacer ejercicio también es fundamental para que la piel se recupere.
A todo esto debes añadir la ayuda de agentes que acentúen la perdida de oxígeno y de elasticidad que has sufrido hasta la fecha, y para ello te proponemos que antes de nada te realices un peeling químico en tu centro estético de confianza, que deje tu piel sana y preparada para que los agentes activos de una crema hidratante adecuada hagan su labor. 
Utiliza un peeling exfoliante según te indique tu esteticista, y si tu piel esta demasiado castigada, tal vez seria un buen momento para realizar un tratamiento específico de recuperación de melanina y elasticidad, como el fotorrejuvenecimiento SmartPL, o el recuperador celular Indiba
También te sugerimos una crema diseñada para aumentar la longevidad celular, actuando en los procesos de reparación y protección del ADN, y además es una de nuestras preferidas, radiance DNA de mesoestetic.


Publicar un comentario