lunes, 11 de junio de 2012

Eliminar la celulitis (III)

Vacuumterapia

Durante los últimos años hemos presenciado la adaptación de antiguas técnicas para la mejora de la estética corporal. Este es el caso de la vacuumterapia.



¿Qué es vacuumterapia?. Es una terapia no invasiva que mejora la condición de la piel tratando los tejidos cutáneos y subcutáneos. Las presiones controladas del aparato ejercen sobre la piel un masaje que mejora la circulación y trata diferentes desórdenes del tejido conectivo.
Estimula la vascularización y la eliminación de toxinas. Favorece el funcionamiento de los sistemas venoso y linfático. Moldea el cuerpo por reducción de volumen y potencia la lipólisis del tejido subcutáneo.


La eficacia depende de factores como la edad, el estilo de vida, los cambios hormonales y la condición inicial de la piel.
Indicaciones:
• Mejorar la vascularización local.
• Tonificar el sistema circulatorio sanguíneo y linfático.
• Adiposidades localizadas, celulitis y remodelación corporal.
• Piernas cansadas, inflamación, edemas del síndrome premenstrual.
• Aumentar la cantidad y actividad de los fibroblastos, la producción de colágeno, elastina y proteoglicinas.
• Favorecer la oxigenación sobre el metabolismo celular.
• Espasmos musculares y lesiones deportivas.
• Problemas de retorno venoso (Varices).
• Dolores articulares. Problemas de tipo reumático: artritis, artrosis.
• Estreñimiento. Trastornos digestivos.

En problemas circulatorios tiene efecto drenante y linfático. La tracción intermitente abre el sistema linfático, lo cual provoca el máximo efecto drenante. Estudios realizados con Láser-Doppler confirman un incremento del flujo sanguíneo local del 400 al 500% posterior a la realización de una sesión de “terapia de vacío”.

De acuerdo al tipo de tratamiento y la zona a tratar, debe estar controlado y llevado a cabo por personal preparado, sólo esteticistas titulados y personal médico-sanitario deberán hacer uso de la vacuumterapia.
El número promedio de sesiones es dos por semana. Las sesiones duran generalmente 40 minutos. Los resultados más visibles suelen notarse a partir de la 6ª u 8ª sesión, pero 12-15 sesiones es el promedio sugerido.

En definitiva, es un tratamiento no invasivo que moviliza los tejidos cutáneos y subcutáneos para normalizar su drenaje, circulación y función celular. Gracias a este mecanismo se reduce la aparición o el avance de la celulitis.

Publicar un comentario